sábado, julio 16, 2016

1007 - El reloj procrastinador.

A pesar de todas las cosas que tenía que hacer, no quería levantarme de la cama, así que miré el reloj y, al ver que eran las 3:30 p.m., me dije: "a las 4:00 p.m. comienzo". De tal forma, me quedé descansando, mirando como las manecillas del reloj se movían lentamente, acercándose, con cada segundo, a la hora que había fijado para levantarme.

Sin embargo, a lo que el reloj marcó las 3:59 p.m. se detuvo y, a pesar de que el tiempo sigue corriendo, yo sigo acá, en cama, esperando que sean las 4:00 p.m. para levantarme.

Fin.

Comparte este Post:

2 comentarios: