martes, junio 14, 2016

999 - El milagro de la vida.

- ¡No lo puedo creer! ¡Es un milagro, amor! ¡Estás embarazada! -gritó mi esposo, dando grandes saltos y golpes al aire, cuando vio los resultados de la prueba.
- ¿En serio? -le pregunté, anonadada.
- Sí. ¡Mira! ¡Nuestras plegarias fueron escuchadas!
- Wow... -balbucié, sin poder creerlo.
- ¡Vamos! ¡Anímate, amor! Después de que todos esos doctores me dijeran de que yo era estéril.  ¡Esto es un milagro!
- Sí. Sí. Un milagro -anuncié, casi sin palabras, tratando de ocultar la decisión que acababa de tomar.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario