martes, abril 19, 2016

981 - La leccion de vida.

- ¡Guarden sus lápices! -anunció la nueva maestra de historia al entrar al salón-. A partir de este momento escribirán solo con bolígrafo.

- ¡Pero maestra! -reprochó el alumno más inteligente de la clase-. ¿Y si nos equivocamos?

- Si se equivocan, tachan, enmiendan o arreglan -respondió firmemente-. Mi deber como maestra, aparte de darles lecciones de historia, es darle lecciones de vida, y la vida es como escribir con bolígrafo, no podemos borrar nuestros errores y reescribirlos, si no que tenemos que tachar, enmendar, arreglar y, en algunos casos más extremos, arrugar la hoja, botarla y empezar desde cero.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario