martes, enero 19, 2016

942 - Parálisis de sueño.

Cuando el Diablo vio a uno de sus demonios regresar, cabizbajo, al infierno, le gritó enfurecido:

- ¡¿Qué haces aquí?!
- Lo-lo-lo siento mucho, milord, pero se despertó.
- ¡¿Quién se despertó?! -vociferó el diablo, lanzando fuego por la boca.
- El humano, milord -titubeó el demonio-. El humano se despertó justo antes de que pudiera poseerlo.
- ¡¡¡Idiota!!!
- Ya-ya-ya me había sentado en su pecho, amo, estaba listo para poseerlo pero...
- ¡No quiero oír explicaciones! -bramó el diablo, mientras sus llamas se tornaban azules-. ¡¡¡500 años de caldera hirviendo!!!
- Pero milord...
-¡¡¡Y 500 más de latigazos!!!

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario