domingo, diciembre 20, 2015

927 - El amanecer.

- Y... ¿Lo viste?
- No. 
- ¿Por qué? Yo pensé que...
- Me quedé dormido, mañana lo veré. 

El día siguiente también se quedó dormido, y el siguiente, y el siguiente, hasta que el sol, misteriosamente, se apagó y dejó a la galaxia en una oscuridad eterna.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario