viernes, septiembre 28, 2012

605 - Karma: La maldición de la bruja embarazada.

Sir Helder Amos | viernes, septiembre 28, 2012 |
El embarazó le había caído muy mal a la bruja: los vómitos, el aumento de peso, los cambios hormonales que jugaban con sus emociones...

Y para ella, al único al que se le podía culpar de su estado era el hombre que la embarazó, así que para vengarse, le echó una maldición y lo convirtió en un caballito de mar para que él pasara también por todo lo que ella estaba sufriendo.

Fin.

604 - El Hombre-Caballito de Mar.

Sir Helder Amos | viernes, septiembre 28, 2012 |
Estaba anonadado, no podía creer lo que veían sus ojos, no podía ser… era biológicamente imposible; pero aún así, en sus manos temblaba el resultado de la prueba... ¿Él? ¿Embarazado?

Fin.

lunes, septiembre 24, 2012

600 - La hija del cura.

Sir Helder Amos | lunes, septiembre 24, 2012 |
Todos los hombres del pueblo conocían el secreto que escondía la hija del cura debajo de su hábito, porque todos ellos habían sido víctima de sus encantos y habían caído en las garras de tal ‘diabólica mujer’ como le decían ellos.

La hija del cura era muy peculiar, a ella le gustaba jugar; pero al mismo tiempo defendía fervientemente sus creencias, y es por eso que todos los hombres del pueblo habían sido avergonzados por ella, porque cuando se la llevaban a la cama y le levantaban el hábito, se encontraban con un cinturón de castidad de plata y antes de que pudieran decir o hacer nada ella gritaba muy indignada:

- ¡Pecador! ¡Te quemarás en el infierno, pecador, por tratar de aprovecharte de una persona inocente como yo!

Fin.

jueves, septiembre 20, 2012

598 - El príncipe tímido.

Sir Helder Amos | jueves, septiembre 20, 2012 |
- ¡Espera, espera, espera! Antes de que me beses, por favor, ¿podrías traerme un poco de ropa? es que... cuando me transforme en humano voy a quedar desnudo y no quiero que me veas así hasta nuestra noche de bodas - le dijo el sapo, apenado, a la princesa.

FIN.

sábado, septiembre 15, 2012

595 - Uno sabe cuando encuentra a su amor verdadero.

Sir Helder Amos | sábado, septiembre 15, 2012 |
- ¿Cómo así que terminaste con tu novo?
- Sí, descubrí que yo no era su amor verdadero.
- ¿Qué? ¿Cómo así? ¡Si ustedes dos se llevaban muy bien juntos! ¿Cómo puedes saber que no eres su amor verdadero si solo llevan saliendo un par de semanas?
- Sí, yo no soy su amor verdadero, verás, el otro día cuando estabamos hablando por teléfono yo me tenía que ir y me despedí de él, y él me dijo "chao"; pero no colgó, y yo tampoco colgué, y él me dijo "cuelga tú" y yo le dije: "no, cuelga tú" y así de la nada me colgó, así que lo llamé de nuevo y le dije: "Terminamos" y desde entonces me ha estado llamando y escribiendo pero yo no lo he contestado las llamadas ni escrito de vuelta, no quiero saber nada de él.

Fin.

jueves, septiembre 13, 2012

594 - El precio de salvar una vida.

Sir Helder Amos | jueves, septiembre 13, 2012 |
La ambulancia iba manejando como loca, a toda velocidad, sonando su sirena y haciendo que todos los carros enfrente de ella se lanzaran a los lados para darle paso, porque dentro de ella, llevaba una persona al borde de la muerte a la cual no quería perder; pero detrás de ella, había dejado tres muertos y dos heridos al causar un accidente automovilistico.

Fin.

domingo, septiembre 09, 2012

591 - El baño dorado.

Sir Helder Amos | domingo, septiembre 09, 2012 |
En su casa, ella tenía un baño dorado, donde  todo estaba hecho de oro puro, desde la ducha hasta el lavabo; así que cada vez que se encontraba lejos de casa y necesitaba ir al baño, exclamaba con tristeza: "¡Ojala tuviera mi baño dorado!" ante el baño sucio y, quizás, blanco en el que tenía que hacer sus necesidades, sin saber, que al hacer tal comentario hacía que las personas más perversas volteran la cabeza para observarla mejor y lanzarle una mirada viciosa.

Fin.