miércoles, julio 18, 2012

557 - El oso polar.

Cuando regresó de sus vacaciones por el caribe nadie lo reconoció porque se había bronceado tanto que ahora toda su piel no era blanca como la nieve si no marrón y oscura como la de cualquier otro oso.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario