miércoles, junio 13, 2012

524 - El precio de la vida: La víctima.

Cuando era pequeño, mis padres y mis maestros solian decirme que la vida era un regalo de Dios que no tenía precio, que era invalorable; y ahora que he crecido, me he dado cuenta de lo equivocado que ellos estaban, porque al parecer mi vida solo vale un par de miles de dolares, que es lo que le pagaron al asesino que tengo tras de mi por mi cabeza.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario