miércoles, junio 27, 2012

536 - En un día comun y corriente...

Sir Helder Amos | miércoles, junio 27, 2012 |
Ese día me levanté a la misma hora de siempre, me cepillé los dientes, desayuné y me fui al trabajo siguiendo la rutina que sigo todos los días con toda normalidad; pero de pronto todo cambió cuando la nación del fuego atacó.

Fin.

martes, junio 26, 2012

lunes, junio 25, 2012

534 - El traidor.

Sir Helder Amos | lunes, junio 25, 2012 |
Caminaba por la agencía creyendo que los estaba engañando a todos; cuando en realidad todos sabían que él era un traidor y lo estaban usando para desconcertar al enemigo.

FIN.

lunes, junio 18, 2012

528 - La colección de niños desobedientes.

Sir Helder Amos | lunes, junio 18, 2012 |
Frente a la puerta del laboratorio del científico loco había una advertencia en letras rojas que decía “No se permiten niños” que muchos niños desobedientes obviaban y cuando entraban al laboratorio, un gran rayo escogedor les disparaba y los ponía del tamaño de una rata; y esto al científico loco le encantaba, porque luego él les daba caza y cuando los atrapaba los metía en frascos de vidrio que luego colocaba en un gran estante donde los coleccionaba.

Fin.

domingo, junio 17, 2012

527 - Siguiendo ordenes.

Sir Helder Amos | domingo, junio 17, 2012 |
Varios años después de que los aliens los secuestraran, un sonido extraño proveniente de su cerebro lo despertó:

***BEEP***

***BEEP***

***BEEP***

- Buscar y matar... buscar y matar...

Fin.

526 - Un hombre no tan inteligente sin su teléfono inteligente.

Sir Helder Amos | domingo, junio 17, 2012 |
Allí estaba, sentado en su celda, dándose golpecitos en la cabeza, tratando de recordar un número al que pudiera llamar...

- ¡¡Ugh!! Si tan solo no me hubieran quitado mi teléfono celular - murmuro muy frustrado para sí mismo.

Fin.

viernes, junio 15, 2012

525 - El ahogado.

Sir Helder Amos | viernes, junio 15, 2012 |
Glu-glup, glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup,  glu-glup...

FIN

miércoles, junio 13, 2012

524 - El precio de la vida: La víctima.

Sir Helder Amos | miércoles, junio 13, 2012 |
Cuando era pequeño, mis padres y mis maestros solian decirme que la vida era un regalo de Dios que no tenía precio, que era invalorable; y ahora que he crecido, me he dado cuenta de lo equivocado que ellos estaban, porque al parecer mi vida solo vale un par de miles de dolares, que es lo que le pagaron al asesino que tengo tras de mi por mi cabeza.

FIN.

523 - El precio de la vida: El victimario.

Sir Helder Amos | miércoles, junio 13, 2012 |
Cuando era pequeño, mis padres y mis maestros solian decirme que la vida era un regalo de Dios que no tenía precio, que era invalorable; y ahora que he crecido, me he dado cuenta de lo equivocado que ellos estaban, porque ahora con tan solo firmar un cheque de cuatro cifras, puedo tener la vida de cualquier persona que quiera.

FIN.

domingo, junio 10, 2012

521 - Una pareja normal.

Sir Helder Amos | domingo, junio 10, 2012 |
Una pareja que parecía normal estaba sentada en el parque de manera normal, abrazándose de manera normal, besándose de manera normal y susurrándose cosas al oído de manera normal, nadie nunca hubiera pensado nada malo de esa pareja que parecía normal; pero cuando una dama muy elegante pasó frente a ellos, la chica que parecía normal le dijo a su novio:

- Me gusta la cartera de esa Señora.
- ¿La quieres?
- Si. ¿Me la conseguirías por mi?
- ¡Claro que sí mi vida, por tí todo!

Y el chico que parecía normal, salió corriendo detrás de la dama, la agarró por el pelo, le susurró un par de amenazas al oido y la dejo ir una vez que le había quitado la cartera. El chico en el camino de regreso hacía donde estaba su novia, limpió la cartera, se guardo el poco dinero que tenía adentro, botó el resto del contenido en una papelera del parque y le puso un lazo rojo que tenía guardado en el bolsillo.

La chica que parecía normal, al ver regresar a su novio con una cartera de regalo para ella se emocionó mucho y saltó en sus brazos de una manera muy normal cuando lo tuvo cerca, ella amaba a su novio que parecía normal, porque él siempre le conseguía todo lo que ella quería.

Para ellos, todo esto era normal, y era por eso que parecían tan normales.

Fin.

jueves, junio 07, 2012

518 - Aguantando la respiración bajo el agua.

Sir Helder Amos | jueves, junio 07, 2012 |
Uno...
Dos...
Tres...
Cuatro...
Cinco...
Seis...
Siete...
Ocho...
Nueve...
Diez...
Once...
Doce...
Trece...
Catorce...
Quince...
Dieciséis...
Diecisiete...
Dieciocho...
Diecinueve...
Veinte...
Veintiuno...
Veintidós...
Veintitres...
UAGHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!

Fin.

517 - Carta a un amigo muerto.

Sir Helder Amos | jueves, junio 07, 2012 |
Querido amigo:

Desde que te fuiste mi corazón se ha llenado con una profunda tristeza de la cual no me puedo librar, y ahora que ya no estas, te llevo siempre en mis pensamientos, recordando tu mirada y el sonido de tu risa, preguntándome cuando será el día en el que pueda volver a ver tus verdes ojos y a escuchar reírte a carcajadas como solías hacerlo cuando estabas a mi lado.

Por aquí, en el mundo de los mortales, las cosas siguen iguales; a pesar de que pareciera que estuvieran peores porque ya no estás aquí y sin ti todo es más difícil, el sol ya no brilla como antes, las nubes parecen más grises y la grama se seca más rápidamente desde que te fuiste.

Te extraño mucho querido amigo, y a veces pienso en alterar el orden divino de las cosas para que podamos encontrarnos antes de lo planeado por la providencia, porque la espera se hace cada día más difícil y no hay señales de vaya a ser corta, porque a diferencia de ti cuando estabas en vida, yo cuento con muy buena salud y tengo mucho dinero que me aseguran una vida larga y prospera; pero ¿Para qué quiero yo una vida larga y prospera si mi corazón se está desangrando de tristeza dentro de mi y no puedo disfrutar de los placeres de la vida a tu lado?

Y esa es mi situación actual, estoy viviendo una vida donde mi única motivación es mi pronta muerte, para que podamos volver a vernos tal cual como me lo prometiste con tu último respiro en aquel terrible momento en el que te tenía en mis brazos y tu alma abandonó por siempre este mundo.

Espero que tú estés bien por allá, y que estés esperando mi llegada tanto como yo estoy esperando emprender mi viaje hacia ti.

Siempre tuyo.
Sir. D.W.

martes, junio 05, 2012

516 - Los diamantes son los mejores amigos de las chicas.

Sir Helder Amos | martes, junio 05, 2012 |
Y es por eso que le regalé tantos diamantes cuando eramos novios, para que cuando le dejara por otra, tuviera muchos mejores amigos en quien pudiera apoyarse.

Fin.