viernes, mayo 11, 2012

491 - La Mariposa con alas de oro.

Había una vez una Mariposa; que a pesar de los bellos colores que tenían sus alas, quería tener unas brillantes y doradas alas de oro, así que, un día, viajó desde la verde pradera donde ella vivía hasta el Bosque Obscuro donde había una Tara Bruja que era la única que, usando su magia, podía convertir en realidad el sueño de la Mariposa de tener alas de oro.

Cuando la Tara Bruja vio a la mariposa con sus hermosas y coloridas alas quedó fascinada, y aceptó, sin dudarlo por un momento, convertir las alas de la mariposa en oro, a cambio de sus colores.

Así la Mariposa le dio sus colores a la Tara Bruja y ésta convirtió sus alas en oro; pero cuando la Mariposa intentó volar, descubrió que sus nuevas alas de oro eran muy pesadas y que no podía cargar con ellas; pero esto no le importó, porque había obtenido lo que quería, así que la Mariposa pasó el resto de sus días allí, sin moverse, admirando y deslumbrándose con el brillante color dorado de sus nuevas alas de oro.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario