domingo, enero 22, 2012

386 - Libre Albedrío.

- ¿Por qué no fuiste a trabajar? - Me preguntó.
- Porque no tenía ganas.
- ¿Y tampoco irás a la universidad?
- No.
- Y... ¿Qué piensas hacer hoy?
- Nada, no tengo ganas de nada.
- ¡Qué felicidad! - Me dijo con un tono amargado antes de marcharse.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario