jueves, diciembre 08, 2011

342 - Comiéndose una chupeta sin morderla.

Lamía y lamía, concentrado, está vez si se contendría...
Lamía y lamía, emocionado, creía que lo lograría...
Lamía y lamía, enfocado, ya casi terminaría...
Lamía, lamía y mordió, decepcionado, volvió a perder.
A la tienda corrió y otra chupeta compró.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario