lunes, octubre 31, 2011

*** Uno Terrorífico ***

Sir Helder Amos | lunes, octubre 31, 2011 |

-¡Buhhhhhhhhhhh…!- dijo el fantasma de Canterville…

FIN.

Por José Manrique.

304 - Jack-O'-Lantern

Sir Helder Amos | lunes, octubre 31, 2011 |
Una vez al año, aquellas cabezas decapitadas con velas en su interior iluminaban su camino, que siempre estaba atestado de horribles monstruos cargando con bolsas llenas de dulces y caramelos.

Ese era el único día que sentía alivio, a pesar del miedo que le provocaban aquellos monstruos, porque se sentía guiado y no tenía que vagar perdido y sin rumbo fijo por los mundos.

FIN.

domingo, octubre 30, 2011

303 - Domingo.

Sir Helder Amos | domingo, octubre 30, 2011 |
Entre visitar a sus padres, ir a la iglesia, hacer las compras y  tanto lavar, planchar, limpiar y acomodar, se le va el día sin poder descansar ni detenerse a pensar que mañana todo volverá a empezar.

FIN.

sábado, octubre 29, 2011

302 - Sábado.

Sir Helder Amos | sábado, octubre 29, 2011 |
Empieza a lo que el reloj marca las 12:00 AM con trago en mano disfrutando la velada y despierta a las 12:00 PM con jaqueca y dolor de espalda. Tantas cosas por hacer, pero la resaca las retrasa.

FIN.

viernes, octubre 28, 2011

301 - Viernes.

Sir Helder Amos | viernes, octubre 28, 2011 |
A pesar de estar levantado desde antes de que saliera el sol, y de pasar un largo día en su trabajo, su cansancio desapareció al ver a sus amigos caminar hacia tu puerta con botellas en sus manos. La diversión estaba a punto de llegar, como lo hacía puntualmente todos los viernes al anochecer.

FIN.

jueves, octubre 27, 2011

300 - Jueves.

Sir Helder Amos | jueves, octubre 27, 2011 |
Emociones encontradas, faltaba tan poco para el fin de semana y a la vez faltaba tanto para que el día se acabara.

FIN.

miércoles, octubre 26, 2011

299 - Miercoles.

Sir Helder Amos | miércoles, octubre 26, 2011 |
Nunca conseguía estacionamiento y dejaba su carro atravesado en alguna esquina, interfería en conversaciones que no le competían y siempre le decían que se quitara del medio, a veces se preguntaba si tenía algo que ver con el día, sí eran meras casualidades o sí solo era alguna broma del destino.

FIN.

martes, octubre 25, 2011

298 - Martes

Sir Helder Amos | martes, octubre 25, 2011 |
Alegre por haber sobrevivido al primer día de la semana, pasaba su día mirando el reloj, esperando salir pronto de su trabajo, apenas dos días habían pasado y la semana se le había hecho eterna, pero ya faltaba menos para poder descansar un par de días.

FIN.

lunes, octubre 24, 2011

297 - Lunes

Sir Helder Amos | lunes, octubre 24, 2011 |
 El sonido de la alarma le taladraba los oidos, indicando que había llegado la hora de empezar la semana y con todo el cansancio que había dejado el domingo se levantó y volvió a su deprimente y aburrida rutina.

FIN.

domingo, octubre 23, 2011

296 - Primer amor.

Sir Helder Amos | domingo, octubre 23, 2011 |
- Disculpa, ¿Helena?
- Si, ¿Nos conocemos?
- No creo que lo recuerdes, pero fuimos a la misma escuela juntos, yo soy Zacharías, Zack, el niño que siempre usaba la gorra roja hacía atrás.
- ¡Claro, Zacharias! ¿Cómo olvidarte? Sí tú eras el chico que me pegaba, me mordía, me acusaba con la maestra, me rompías los libros, me enviabas dibujos feos, me llamabas nerd, me insultabas y hasta recuerdo que una vez metiste una de mis trenzas en tempera e intentaste cortarla.
- Jeje - dijo Zacharias sonrojándose - sí, ese mismo so yo.
- Bueno, en ese caso, no me alegra verte, adiós.
- ¡ESPERA! Todavía me gustas.

FIN.

viernes, octubre 21, 2011

294 - El cojo.

Sir Helder Amos | viernes, octubre 21, 2011 |
Después de un largo día de montarse y bajarse de cuán bus se cruzara en su camino, regresaba a casa contando las monedas con que los pasajeros le habían colaborado, con una botella de ron debajo del brazo y con un terrible dolor de piernas de tanto fingir su cojera.

FIN.

293 - El Espantapájaros.

Sir Helder Amos | viernes, octubre 21, 2011 |
Pasaba todo el día clavado en el sembradío de maíz, temeroso de que algún día los cuervos descubrieran su secreto y decidieran dejar su lugar de vigilancia en las copas de los arboles  para atacar sus dominios, porque sabía que no dejarían nada y que él no podría hacer nada.

FIN.

sábado, octubre 15, 2011

288 - La bomba.

Sir Helder Amos | sábado, octubre 15, 2011 |
... 5 ... El sudor corría por mi frente.
... 4 ... El tiempo se acababa.
... 3 ... Espera un poco más.
... 2 ... Prepárate y...
... 1 ... ¡LISTO AHORA!
     1      .....................

Y salvé al mundo de la gran contaminación sónica que provocaría el microondas al anunciar que mi comida estaba lista.

FIN.

jueves, octubre 13, 2011

286 - El corazón salvaje.

Sir Helder Amos | jueves, octubre 13, 2011 |
Había una vez una princesa que, para protegerse del sufrimiento del amor, escondió su corazón en el más recóndito rincón de la selva, donde éste creció como un salvaje que asesinaba y devoraba a cualquier caballero que intentara, por las buenas o por las malas, domarlo.

Hasta que un día, una damisela descuidada, que se había perdido en el bosque de regreso a casa, se encontró con el corazón salvaje de la princesa y, con todo el cariño, amor y delicadeza que solo una mujer le podría brindar, logró domarlo y, al regresar al pueblo, con el corazón bajo su dominio, la princesa se enamoró perdidamente de ella y pronto el pueblo fue dirigido por dos bellas e inteligentes reinas; sin embargo, cuando los pueblerinos escucharon la noticia, tomaron el castillo y quemaron en la hoguera a sus soberanas por razones que ellos no podían entender ni aceptar.

Fin.

miércoles, octubre 12, 2011

285 - Un muerto en la ciudad.

Sir Helder Amos | miércoles, octubre 12, 2011 |
Tirado en medio de la calle,
veía como la gente se reunía a mi alrededor,
"¡Llamen una ambulancia!" Pensaba yo,
sin poder pronunciar una palabra debido al dolor,
"Debe ser un drogadicto" logré escuchar,
a la gente murmurar sin parar, 
en vez de ponerse a ayudar, 
y a una ambulancia llamar,
antes de que mi infarto me termine de matar.

FIN.

martes, octubre 11, 2011

284 - En el salón de clases.

Sir Helder Amos | martes, octubre 11, 2011 |

Hora 1: 05 Pm:

- La segunda guerra mundial ... 1939 ... Europa ... los Nazi ... Estados Unidos ... Hiroshima  ... 1945.

Hora: 1:10 Pm:

Los alumnos piensan: "Está clase si es aburrida y se ha hecho larguísima, siento que fue como hace media hora que vi el reloj y apenas han pasado cinco minutos".

La profesora piensa: "¡Dios mio! He hablado y hablado como una loca y apenas han pasado cinco minutos, ¿será qué no voy a acabar de dictar esta clase nunca?"

FIN.

lunes, octubre 10, 2011

283 - Mientras el Pasado se Suicidaba.

Sir Helder Amos | lunes, octubre 10, 2011 |
Corría el futuro, incansable e imparable para que el presente no lo alcanzará.

FIN.

domingo, octubre 09, 2011

282 - La raza civilizada.

Sir Helder Amos | domingo, octubre 09, 2011 |
      Se jactan de ser una raza civilizada, pero no dan agua al sediento si no obtienen algo a cambio, venden  su dignidad por drogas, sexo y alcohol, se desprecian, se engañan,  se degradan  y  se matan unos a otros.

      ¡Vaya eso si es civilizado!

FIN.

sábado, octubre 08, 2011

281 - Gelatina.

Sir Helder Amos | sábado, octubre 08, 2011 |
Mientras comía gelatina, se daba ligeros golpes en su gran barrigota, haciendo una competencia para ver cual de las dos dejaba de tambalearse más rápidamente.

FIN.

viernes, octubre 07, 2011

280 - El crimen del Padre avaro.

Sir Helder Amos | viernes, octubre 07, 2011 |
Al contar las pocas monedas con las que sus feligreses colaboraban en las colecta, el Padre se ingenió una manera un poco pecaminosa de solucionar aquel grave problema.

El domingo siguiente, mientras el Padre profesaba la palabra del Señor, un joven encapuchado y armado entró en el templo gritando: "¡ESTO ES UN ATRACO!" y el Padre sin sorprenderse ni alarmarse por la situación dijo muy calmadamente:

- Hermanos míos, por favor no entren en pánico y colaboren con este Joven que se ha desviado del camino del Señor y recuerden que nuestras vidas son más importantes que cualquier bien material, que Dios siempre sabe por qué hace las cosas y que quizás, en el futuro, repondrá y multiplicará todo lo que hayan perdido hoy.

FIN.

jueves, octubre 06, 2011

279 - La llegada del otoño.

Sir Helder Amos | jueves, octubre 06, 2011 |
No fue hasta el final del verano que el último capullo retoñó en una hermosa flor, así que todo el árbol lo celebró con una gran fiesta que duró toda la noche, y a la mañana siguiente, las flores y las hojas, cansadas, resacadas y casí marchitas por tanto celebrar, empezaron a caerse una a una.

FIN.

miércoles, octubre 05, 2011

278 - El juguete de baterías.

Sir Helder Amos | miércoles, octubre 05, 2011 |
El niño jugó y jugó con él hasta que sus luces se apagaron y sus baterías se agotaron. Ahora lleva meses, quizás años, reposando en el rincón de la habitación cubierto de polvo y telarañas.

FIN.

domingo, octubre 02, 2011

275 - El conductor designado.

Sir Helder Amos | domingo, octubre 02, 2011 |
Solo se tomó un par de cervezas y disfrutó de la fiesta más que los demás, porque a la mañana siguiente, se burlaba de sus amigos, contándoles las payasadas que habían dicho, hecho y de las que ahora no se acordaban.

FIN.

sábado, octubre 01, 2011

274 - Salvación.

Sir Helder Amos | sábado, octubre 01, 2011 |
Al escuchar que el fin del mundo estaba cerca, las filas de espera de en los confesionarios de las iglesias se hicieron infinitas, las buenas acciones llenaron las primeras páginas de los diarios, todos hacían el bien, todos querían salvarse pero cuando el día llegó, ni sus oraciones ni sus acciones los salvaron de la terrible catástrofe.

FIN.