miércoles, septiembre 28, 2011

271 - Sacrificio.

Sir Helder Amos | miércoles, septiembre 28, 2011 |
La gotas de sangre empezaron a caer desde la mesa donde reposaba el cuerpo muerto de una chica virgen de 16 años, llenando el canal que la conduciría hasta la piedra que mantenía sellado a su Dios, cumpliendo con el tributo que necesitaba para volver a este mundo.

La piedra al tener contacto con la sangre, se rompió en dos y una sombra alta de ojos rojos y zarpas en vez de manos salió de ella, pero estaba débil, el sacrificio que había recibido no fue suficiente y así que para recuperar todas sus fuerzas, de un zarpazo, mató a las 6 personas que se habían reunido para traerlo nuevamente a la vida.

Y con su todo su poder restablecido, se acercó a la mesa y retiro la daga que atravesaba el pecho de la sacrificada y con un beso profundo la devolvió la vida, quien tan pronto al abrir los ojos se lanzó a los brazos de la sombra y dijo:

- ¡Querido! Por un momento me asusté, pensé que estos seis idiotas lo arruinarían todo.

FIN.

martes, septiembre 27, 2011

270 - El padrino.

Sir Helder Amos | martes, septiembre 27, 2011 |
Después de cenar, en una servilleta corrió la cifra que acabaría con la vida de mi enemigo.

FIN.

lunes, septiembre 26, 2011

269 - El último humano.

Sir Helder Amos | lunes, septiembre 26, 2011 |
El día que todo llegue a su fin y solo quede un humano sobre la faz de la tierra espero que sea una persona misántropa que disfrute de la soledad,  para que más tarde que temprano se de cuenta de que la filantropía es algo innato del ser humano.

Jeje, ya lo puedo escuchar llorando.

FIN.

domingo, septiembre 25, 2011

268 - El patito feo II

Sir Helder Amos | domingo, septiembre 25, 2011 |
Miraba su reflejo en el lago esperando que al crecer se convertiría en una precioso cisne, pero el tiempo pasó y pasó y nada cambió, y por más que esperó para convertirse en un cisne, su fealdad nunca se marchó y como un pato feo murió.

FIN.

sábado, septiembre 24, 2011

267 - El patito feo.

Sir Helder Amos | sábado, septiembre 24, 2011 |
Se burlaba de sus hermanos porque ellos eran bonitos y a diferencia de él, cuando crecieran serían patos comunes y corrientes.

FIN.

miércoles, septiembre 21, 2011

264 - Desde el cascarón.

Sir Helder Amos | miércoles, septiembre 21, 2011 |
Mientras su mamá lo empollaba, escuchó todos los problemas que asediaban al mundo: miseria, hambre, corrupción, calentamiento global, etc; así que decidió nunca salir del cascarón y vivir dentro de su pequeño mundo libre de complicaciones y enredos bajo la protección de su madre.

FIN.

martes, septiembre 20, 2011

263 - La historia de Daniel.

Sir Helder Amos | martes, septiembre 20, 2011 |
Daniel era un joven muy inusual, con tan solo 13 años, Daniel siempre marcaba la diferencia  porque era un joven gentil, agradable y muy amable, tan amable que hacía que todo el mundo dudará de sus intenciones, así que pronto empezaron a correr rumores negativos sobre Daniel y sobre sus dobles intenciones, así que todos le dieron la espalda y empezaron a despreciar a Daniel por sus buenas acciones.

Daniel notó lo que sucedía a su alrededor y decepcionado, se convirtió en una persona vil e hipócrita, dejando toda su gentileza y buenas acciones a un lado, para convertirse en la persona que todos esperaban que fuera, pero tan pronto cambió, todos los rumores se dispersaron y todo el mundo volví a tratar a Daniel como una persona normal. 

FIN.

262 - El Doctor.

Sir Helder Amos | martes, septiembre 20, 2011 |
Le recomendaba a todos sus pacientes que dejaran los malos hábitos, pero tan pronto se quitaba la bata y salía de su consultorio, se metía en la primera taberna que encontraba para alimentar lo suyos.

FIN.

lunes, septiembre 19, 2011

261 - El pescador y el pez.

Sir Helder Amos | lunes, septiembre 19, 2011 |
Había una vez un pescador que todos los días se iba a la orilla del río a pescar, pero cada vez  que un pez mordía el anzuelo, este lo pesaba, lo medía y lo devolvía al agua.

Hasta que un día de verano, en menos de una hora, el pescador había conseguido atrapar seis peces que curiosamente tenían el mismo peso y medida y la séptima vez que un pez mordió el anzuelo, este salió del agua gritando:

- NO ME DEVUELVAS AL RÍO, POR FAVOR NO ME METAS NUEVAMENTE AL AGUA.

El pescador, asombrado por ver a un pez que hablaba se quedó sin palabras, sosteniendo al pez en el aire que se agitaba sin parar mientras seguía gritando:

- POR FAVOR, NO ME DEVUELVAS AL AGUA.
- Pero si no lo hago, morirás.
- Es que quiero morir, el invierno se está acercando y las aguas se congelarán, así que de todas maneras ese será mi final.
- Pero yo no soy un asesino, yo no te quiero matar.
- Pero yo quiero morir, ¿por qué crees que he mordido siete veces tu anzuelo?
- ¡AJA!  Con razón, ahora todo tiene sentido, si me parecía muy extraño que un día normal, como el de hoy, tantos peces hubieran mordido mi anzuelo, porque al final, solamente eras tú, usando mi anzuelo como un escape a tu futuro sufrimiento, suicidándote como un humano lo haría al ahorcarse del techo de su casa, aprovechándote de la oportunidad que yo te presentaba, pero lo siento, búscate a otra persona que usar, porque yo no te dejaré morir, te devolveré al agua.

Pero para cuando el pescador terminó de hablar y de descubrir el plan siniestro del pez, esté ya había logrado su cometido.

FIN.

viernes, septiembre 16, 2011

259 - Lo que hiciste el verano pasado.

Sir Helder Amos | viernes, septiembre 16, 2011 |
Mientras escuchaba la primera clase del nuevo periodo escolar, pensamientos preocupantes invadieron su cabeza, no había borrado el historial de navegación de su computadora.

FIN.

jueves, septiembre 15, 2011

257 - La carrera de las llamas.

Sir Helder Amos | jueves, septiembre 15, 2011 |
Por la pradera, venían corriendo las llamas a toda velocidad, donde la primera que llegara al bosque sería la ganadora y se convertiría en la llama mayor; pero afortunadamente ninguna ganó, porque los bomberos llegaron justo a tiempo para evitar lo que hubiera sido el incendio forestal más grande de todos los tiempos.

FIN

lunes, septiembre 12, 2011

255 - Cirugía reconstructiva.

Sir Helder Amos | lunes, septiembre 12, 2011 |
- Doctor, yo quiero ser bella, por eso he venido para que me haga la lipo, me opere la nariz, me quite las arrugas, me implante 800cc en los senos, y me moldee la cintura.
- Yo podría hacerle todo eso señora, pero lamento decirle que después de todas esas operaciones, usted seguiría siendo fea.
- Pero ¿qué dice?  si tendría el cuerpo perfecto, sería la mujer más bella del mundo.
- Lo siento, señora, pero para que usted pueda ser una mujer bella, la única operación que necesita es una Lobotomía.

FIN.

jueves, septiembre 08, 2011

251 - Segunda generación de humanos.

Sir Helder Amos | jueves, septiembre 08, 2011 |
Sarah, una niña del futuro, veía con desprecio a los humanos que la habían creado, eran tan incapaces de hacer las cosas o de entender las nuevas tecnologías que simplemente le fastidiaban y los odiaba.

A Sarah le gustaba estar con otros sus amigos, otros niños cyborg como ella, con los cuales podía transferirse música, fotos, conocimientos y pensamientos con tan solo conectarse con ellos a través de los dispositivos de BlueTooth que tenían adaptados en sus cuerpos.

FIN.

sábado, septiembre 03, 2011

246 - The Kraken.

Sir Helder Amos | sábado, septiembre 03, 2011 |


Sacaba sus largos tentáculos a la superficie para defender su territorio de los humanos que intentaban invadir sus dominios, destruyendo todo lo que encontraba en su camino, no había botes ni submarinos que sobrevivieran al ataque y hacía tan bien su trabajo que el único rastro que dejaba era el océano manchado de sangre.

FIN.

jueves, septiembre 01, 2011

244 - La historia del Gallo de Juancito.

Sir Helder Amos | jueves, septiembre 01, 2011 |
Cuando era pequeño, Juancito tenía una mascota muy peculiar, un gallo, razón por la cual Juancito siempre llegaba temprano al colegio y nunca se perdía ni un solo episodio de sus caricaturas favoritas los sábados en la mañana; pero ahora que Juancito creció y sus viernes los ahoga en alcohol, Juancito, del gallo se desasió.

FIN.