martes, agosto 23, 2011

235 - Después del apocalipsis.

La cucarachita iba y venía de aquí para allá, con sus patitas en el aire, bailando de felicidad, la guerra nuclear había terminado, así que ahora podía andar de aquí para allá sin miedo a que nadie la fuera a pisar.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario