domingo, agosto 21, 2011

232 - Pena de muerte.

Pasaba todo el día haciendo sonar su jarrita de peltre contra los barrotes que lo aprisionaban, cantando canciones tristes  que narraban su historia, poniendo en orden sus pensamientos y disfrutando de la soledad  de los pocos días que le quedaban.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario