martes, julio 19, 2011

200 - La Banshee

Se paró en lo alto de la montaña desde donde los aldeanos pudieran  ver su silueta, pero a lo que intentó gritar, ningún sonido salio de su mal oliente boca, su voz se había ido y esa noche los aldeanos durmieron seguros de que despertarían vivos.

FIN

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario