lunes, mayo 16, 2011

136 - Profesión equivocada o el taxista.

Su pasión y vocación era contar historias, relatos y fábulas, fantásticas y reales; así que les aseguro que no escucharán a ninguno de sus pasajeros quejarse por haberse aburrido durante su trayecto.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario