sábado, abril 30, 2011

120 - Se Busca: Peter Pan.

Sir Helder Amos | sábado, abril 30, 2011 |
Volando por la ciudad de Londres y utilizando sus palabras, su sonrisa y polvo de hadas, va secuestrando a las niñas más bonitas e inocentes, para jugar con ellas y convertirlas en su madre.

FIN.

miércoles, abril 27, 2011

117 - Es pera.

Sir Helder Amos | miércoles, abril 27, 2011 |
La pera espera y espera por su amado con paciencia para darle la buena noticia, y mientras más espera, más pera se vuelve.

FIN. 

martes, abril 26, 2011

116 - Mensajes ocultos.

Sir Helder Amos | martes, abril 26, 2011 |
Un triángulo, un ojo, un gesto con la mano, una cabra y muchas otras cosas más que parecen insignificantes pero que trataran de controlar tu mente sin que te des cuenta.

FIN.

domingo, abril 24, 2011

114 - Esperando al sol.

Sir Helder Amos | domingo, abril 24, 2011 |
Los habitantes del Polo Sur seguían en la cama, esperando que sonará la alarma y que saliera el sol para empezar su día, estaban cansados de descansar.

FIN.

sábado, abril 23, 2011

113 - Cita literaria.

Sir Helder Amos | sábado, abril 23, 2011 |
Un día como hoy se reunieron en el infierno Cervantes y Shakespeare para tomarse una cerveza, hablar de libros, letras, literatura y mujeres.

FIN. 

viernes, abril 22, 2011

112 - Juego de cartas.

Sir Helder Amos | viernes, abril 22, 2011 |
Cuando se reunía el Mazo para jugar, el As siempre ganaba porque tenía un humano bajo la manga.

FIN.

jueves, abril 21, 2011

111 - La Jaula.

Sir Helder Amos | jueves, abril 21, 2011 |
Mientras se balanceaba en su columpio, se le ocurrió la idea de volar, pero se lastimó las alas al estirarlas porque su jaula era muy pequeña; intentó escapar, pero no pudo romper el candado que lo mantenía encerrado y desde entonces se le escucha cantar una melodía triste y melancólica sobre como le hubiera gustado ser un canario y no un humano.

FIN

lunes, abril 18, 2011

108 - Dulces Movimientos

Sir Helder Amos | lunes, abril 18, 2011 |
Como en el ballet, las arañas, se movían dulcemente de un lado a otro del escenario, tejiendo la telaraña que resguardaba sus pasos y aseguraba su cena.


 FIN.

domingo, abril 17, 2011

sábado, abril 16, 2011

106 - Licantropía.

Sir Helder Amos | sábado, abril 16, 2011 |
Una vez al mes se despertaba fuera de su cama, en algún bosque cercano con sus ropas rasgadas y llenas de sangre, con trozos de carne entre sus dientes, con la voz ronca y con sus músculos adoloridos...
Le había pasado otra vez, y le seguirá pasando hasta el día que la luna desaparezca.

FIN.

viernes, abril 15, 2011

105 - Martin.

Sir Helder Amos | viernes, abril 15, 2011 |


Si preguntas por Martin, todos te responderán: "¡El hombre más feliz del pueblo! Todas las mañana siempre sale con una gran sonrisa y regresa por las noches con una aún más grande, sin importar cuán duro haya sido su día"; como se nota que nadie conoce bien a Martin, porque sí así lo hicieran, todos te responderían: "¡el hombre más infeliz del planeta!"
FIN.

jueves, abril 14, 2011

104 - El joven que leía Kafka.

Sir Helder Amos | jueves, abril 14, 2011 |
Empezó a adquirir habilidades de razonamiento profundo y a criticar el pensamiento y comportamiento humano cómo si él no fuera uno de ellos.

FIN.

miércoles, abril 13, 2011

103 - 21 - 12 - 2012

Sir Helder Amos | miércoles, abril 13, 2011 |
Asustados, todos los humanos corrieron a esconderse en sus trampillas para tratar de sobrevivir al fin del mundo.
El creador, al llegar a la Tierra y no encontrar ni una sola alma transitando las calles, decepcionado y lleno de ira destruyó todo lo que había a su paso.

FIN.

lunes, abril 11, 2011

101 - Manchas.

Sir Helder Amos | lunes, abril 11, 2011 |
Con su pluma defectuosa, que salpicaba de manchas toda la hoja, le gustaba dibujar canes. Un día, dibujó 101 que tuvieron una aventura fantástica.

FIN.

domingo, abril 10, 2011

100 - El Escritor.

Sir Helder Amos | domingo, abril 10, 2011 |
Ahoga sus emociones, sufrimientos y alegrías con palabras; es por eso que disfruta tanto escribiendo Microcuentos.

FIN.

sábado, abril 09, 2011

099 - La muerte.

Sir Helder Amos | sábado, abril 09, 2011 |
- ¿Me tienes miedo? - Le susurró la muerte al oído, acariciándole sus rosadas mejillas con sus huesudos dedos y jugando con su guadaña sobre su delicado cabello.
- No, ¿Por qué habría de temerte? Si ya estoy muerta.

FIN.

viernes, abril 08, 2011

098 - Final Feliz.

Sir Helder Amos | viernes, abril 08, 2011 |
Él creía que la vida era como una película y que todos algún día encontraban su final feliz; pero él no sabía que por ser siempre tan raro y diferente, su película era una de aquellas pocas donde todo el público terminaba llorando.

FIN.

jueves, abril 07, 2011

097 - Los cuernos del toro.

Sir Helder Amos | jueves, abril 07, 2011 |
Siempre le habían dicho que al toro era mejor agarrarlo por los cuernos, pero, ¿Cómo agarrarle los cuernos a algo que no veía? Ya que su toro, eran las sombras de sus miedos, de sus amores, de sus sueños y de sus anhelos.

FIN.

miércoles, abril 06, 2011

096 - Rieles.

Sir Helder Amos | miércoles, abril 06, 2011 |
Nunca se cuestiono si habia tomado las deciciones correctas, porque a pesar de que no llevaba los rieles de su vida, siempre supo que iba por buen camino, ya que a final de cuentas cumplía con su propósito en la vida y eso  era lo que importaba, ¿No?, transportar gente de un lado para otro y hacer sonreír a los niños con cada uno de sus Choo Choo.

 FIN.

martes, abril 05, 2011

095 - El laberinto de la mente.

Sir Helder Amos | martes, abril 05, 2011 |
Las ideas corren y corren de un lado a otro buscando la salida, algunas la encuentran y logran ser plasmadas, otras, la pasan de largo y al tratar de regresar se pierden para nunca más ser encontradas.

FIN.

lunes, abril 04, 2011

094 - Sangriento amanecer.

Sir Helder Amos | lunes, abril 04, 2011 |
- Mira lo que has hecho.
- Lo sé, soy un creador de destrucción masiva. - Dijo con una lagrima corriéndole por la mejilla.
- No llores, estoy aquí para ayudarte.

Y con un abrazo y un beso, ambos amanecieron limpiando el desastre que había causado.

FIN.