lunes, marzo 21, 2011

080 - La depresión ganó.

Poco a poco fue cediendo en esa batalla interminable, que lo agobió, lo arremetió contra la pared, le quitó sus fuerza y lo confundió, haciéndole creer que la única forma de ganar era...

Se suicidó.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario